Blog Taller de Informática flm

29 junio, 2010

Los cinco errores de los comisarios deportivos en el GP de Europa

Filed under: Uncategorized — rigoverta00 @ 15:39

Los comisarios deportivos del Gran Premio de Europa han sido los protagonistas de la jornada de ayer y no precisamente por los aciertos a la hora de sancionar a los pilotos, más bien por lo poco acertados que han estado durante toda la carrera. Las decisiones que han tomado han beneficiado a unos pilotos y han perjudicado a otros, no diré de forma premeditada porque cuando se producen tantos errores no creo que haya control sobre ellos.

En Ferrari fueron claramente los más perjudicados de toda la historia y no tardaron en mostrar su desencanto por esto. El primero un Fernando Alonso que al poco tiempo de bajarse en el monoplaza no tenía reparos en señalar que la carrera había sido manipulada, señalando directamente a los comisarios deportivos de la FIA. Posteriormente en Ferrari mantenían una posición crítica aunque pedían compresión por las palabras de Fernando Alonso, que estaba caliente después de bajarse del monoplaza. La escudería italiana habló esa misma tarde con la FIA sobre todo lo sucedido y confían que no vuelva a suceder, a la vez que piden una modificación de la reglamentación del coche de seguridad.

Salida del coche de seguridad

Desde el punto de vista del reglamento la salida realizada por el coche de seguridad no es errónea, ya que la normativa dice que podrá salir al circuito siempre que sea necesario independientemente de la posición del piloto que lidera la carrera. Lo cual no hay duda que es necesario y está bien hecho, pero hay que destacar que el coche de seguridad es el único culpable de la pérdida de tiempo de los pilotos de Ferrari.

Lewis Hamilton adelanta al coche de seguridad antes de sobrepasar la línea que delimita cuando se puede adelantar al coche de seguridad, el piloto británico duda y le adelanta, lo que posteriormente le costó un drive-trought. Si nos fijamos bien en la parada de los cuatro primeros, Sebastian Vettel y Lewis Hamilton paran antes, con una clara diferencia sobre los pilotos de Ferrari, que entran juntos unos 20 segundos después y es aquí donde viene un detalle importante: cuando los dos pilotos de Ferrari entran en boxes están por delante del coche de seguridad. ¿Qué quiere decir esto? Que el propio coche de seguridad les dio paso (mostrándoles la luz verde, permitiéndoles adelantarle) durante esa vuelta.

Es decir, los comisarios ven como Lewis Hamilton adelanta al coche de seguridad nada más salir, le permiten seguir a un ritmo fuerte detrás de Vettel y retienen a los pilotos de Ferrari detrás del coche de seguridad. Cuando se dan cuenta de lo sucedido, permiten el paso a los pilotos de Ferrari, pero ya han perdido un tiempo considerable respecto a los dos primeros.

Sanción tardía a Lewis Hamilton

En las imágenes de televisión no tuvimos ninguna repetición hasta que se conoció la sanción, pero si Fernando Alonso se dio cuenta al momento de lo sucedido, es evidente que las personas que van en el coche de seguridad y en el coche médico también se percataron que Lewis Hamilton les adelantó cuando no debía hacerlo.

Es Fernando Alonso el que se queja a Ferrari y a raíz de esto los comisarios deportivos anuncian la investigación sobre el piloto de McLaren. La sanción no se formaliza hasta algunas vueltas después, cuando lo hacen el piloto tiene tres vueltas para cumplir la sanción. En McLaren avisan a Hamilton que apriete lo máximo posible durante las dos vueltas que puede tirar para intentar no perder posición. Lo que les salió bien, ya que pudo mantener la posición sobre Kamui Kobayashi por un par de segundos.

Evidentemente la decisión de penalizar al piloto británico tardó mucho en tomarse y por lo tanto eso hizo que la sanción no tuviera casi repercusión sobre el piloto que ha realizado la acción ilegal.

Descontrol con el semáforo de boxes

Volvamos al momento de las paradas en boxes. Cuando los dos pilotos de Ferrari realizan su parada en boxes, al momento de salir venían diferentes monoplazas por la parrilla, de hecho Fernando Alonso sale por detrás de los Virgin y por delante de un piloto de Hispania Racing.

Tan sólo una vuelta después Michael Schumacher realizó su parada en boxes, ¿qué se encontró al salir? Tenía el semáforo en rojo, lo que le impedía salir y no lo pudo hacer hasta que todos los monoplazas pasaron por la línea de meta y se reincorporó en la última posición.

Esto es claramente un nuevo error de los comisarios deportivos, que sobre una misma situación toman diferentes decisiones y claramente en este caso el perjudicado es Michael Schumacher, al que se le complicó mucho la carrera al tener que salir en la última posición. (Recordemos que su posición en ese momento era el 3º lugar antes de su parada)

Sanciones a nueve pilotos después de la carrera

Cuando apenas quedaba un tercio de la carrera los comisarios informan que hay un total de nueve pilotos que serán investigados después de la carrera por haber ido más rápido en una vuelta cuando el coche de seguridad en la pista. Ya comentamos que este año para evitar que los pilotos ganasen posición con el Safety Car en la pista se había puesto un tiempo mínimo por vuelta que no podía ser superado.

Estos nueve pilotos superaron ese tiempo y evidentemente, al ser algo controlado de forma automática no hay ninguna manera de exculpar a los pilotos. Pero la sanción que se aplica a estos pilotos es claramente ínfima. Los comisarios deportivos decidieron añadir un tiempo de 5 segundos sobre el tiempo de la carrera, algo que parece casi ridículo.

Una vuelta al trazado valenciano detrás del coche de seguridad lleva un tiempo de unos 2:40 minutos, mientras que una vuelta normal en ese momento de la carrera, estaba en aproximadamente 1:43 minutos. Estos pilotos fueron sancionados por ir más rápido de lo debido detrás del coche de seguridad, todos ellos hicieron esto en la vuelta 11, fijémonos en sus tiempos:

En esa misma vuelta Sebastian Vettel, que no hizo una vuelta completa detrás del coche de seguridad tuvo un tiempo de 2:10, por lo tanto estos pilotos recortaron unos 10 segundos sobre el líder de la prueba y posteriormente fueron castigados con 5 segundos. De nuevo, como en el caso de Lewis Hamilton, vemos como no se castiga correctamente al infractor.

Como dato curioso sobre este asunto, hay que señalar que según estos tiempos, el mínimo que no podía ser superado eran los dos minutos por vuelta. Tanto Lewis Hamilton como Fernando Alonso o Kamui Kobayashi se salvaron por apenas unas décimas de ser sancionados.

Demasiada focalización de los comisarios

Ayer por la noche en la Cadena SER el vicepresidente de la Federación Española, Joaquín Verdegay, que ejerce de comisarios deportivo en algunas carreras, explicó lo que sucede en el control de la carrera cuando hay un incidente de este tipo. Verdegay justificó a los comisarios en el tiempo de imponer la sanción a los comisarios, indicando que en el momento que se produce el accidente de Mark Webber todos se dedican a ver cómo se encuentra el piloto y a garantizar la seguridad en la pista, lo cual es totalmente normal y comprensible. Durante ese periodo de tiempo, dejan de prestar atención al resto de cámaras y se focalizan en el lugar del accidente, que el español señaló que podría ser un tiempo de entre 14-16 minutos en el caso del accidente de Mark Webber.

Una vez la dirección de la carrera recibe la información de que Hamilton ha adelantado el coche de seguridad, ya sea por denuncia del equipo Ferrari o bien por el equipo de personas que tiene la FIA pueden pasar unos 8 minutos hasta que se consiguen las imágenes. Y entre la toma de decisión y la formalización (impresión y firma de la sanción) de la misma pueden pasar otros 8 minutos. Estamos hablando de un supuesto en el que entre que se produce la acción y se confirma la penalización pasan unos 31 minutos, a lo que hay que añadirle las tres vueltas que tiene el piloto para cumplir la sanción, que en total se cumple unos 35 minutos después de haber realizado la infracción.

Esto es simplemente y llanamente inadmisible para una categoría como la Fórmula 1, donde los equipos y organización mueven gran cantidad de personas a cada Gran Premio. La FIA se debe replantear muy seriamente la forma de actuar de los comisarios deportivos en una carrera, no debe ser posible que los comisarios se vuelquen en tan solo un punto del circuito y se desentiendan del resto de participantes durante un periodo de tiempo, con lo ocurrido en Valencia parece claro que la FIA necesita aumentar el número de comisarios deportivos o al menos que siempre haya uno que esté atento a lo que sucede en otros puntos de la carrera.

Está claro que casi ninguna infracción que se pueda realizar quedaría impune, ya que las cámaras lo grabaran y son muchos los ojos que lo pueden ver, pero la forma en la que se aplica la sanción, como hemos visto en estos casos, puede hacer que esta no sea del todo justa con los pilotos que han cumplido las normas. Por lo tanto y recapitulando todo esto, el gran culpable de lo sucedido ayer en Valencia fue la FIA y los comisarios deportivos, que con días como los de ayer pierden credibilidad a borbotones, además de adulterar la competición de sobremanera con decisiones tomadas a destiempo.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: